Los fotógrafos. ¿Los payasos del circo?

Actualizado: 18 de feb de 2019


De niño tuve la oportunidad de que me llevarán a algunos circos y podía ver a los valientes y habilidosos acróbatas en sus peligrosas piruetas o al heroico domador enfrentarse a las fieras, personajes que despertaban la admiración de todos los presentes. Los payasos eran geniales porque nos hacían reír, nos divertían con sus ocurrencias, pero eran los tontos, por eso nos reíamos. Su actuación comprendía la de hacer cosas ilógicas y ridículas que se coronaban con las risas de todos los presentes.

Asistimos a una función que comenzó hace ya varios años, (demasiados para mi gusto). Una función en el circo de la vida y que tiene que ver con el desprestigio de los fotógrafos profesionales, desprestigio del cual somos los únicos responsables y hay que hacerse cargo.

La tecnología nos pasa por encima y la única respuesta que esgrimimos es la de llorar lamentándonos que cualquiera es fotógrafo profesional porque se compra una cámara reflex y sí, al nivel de imagen que se maneja hoy en día, y con los recursos tecnológicos que se superan momento a momento, cualquiera puede hacer fotos "correctas" pero eso no quiere decir que sean buenas fotos, son sólo correctas.

En lugar de llorar por lo que hacen los colegas que tiran los precios abajo, deberíamos buscar de diferenciarnos con un estilo fotográfico propio (ojo un estilo en serio) y dejar de hacer las mismas fotos que hacen los demás.

Cuando todos hacen el mismo tipo de fotografía la gente contrata al más barato. Cuando la oferta es similar lo que marca la diferencia es el precio. Esa elección por parte de los clientes es muy inteligente. Aunque queramos tildarlos de avaros, los clientes no están muy equivocados. Si quiero tomarme una Coca Cola voy a ir a comprarla al lugar más barato, no al que la venda más caro, total es la misma Coca Cola.

Es momento de poner una mano en el corazón y ser sincero. ¿Tus fotos son diferentes? ¿Marcan un estilo? ¿Sos una opción diferente a los demás?¿Una alternativa y no por el precio?

Si no es así, ¿de que qué te quejas? Aunque no quieras reconocerlo sos parte del montón de payasos que esgrimen una cámara y se dicen PH.

La cruda realidad viene y te pregunta: ¿Porque te pagarían más a vos si hacés lo mismo que hacen ellos?

¿Por qué te respetarían como "profesional" si le preguntas a la chica de 15 cómo quiere que sean las fotos (y lo haces porque no se te cae una idea interesante para proponer, no sabes interpretar, ni representar pero la excusa es que es el cliente y siempre tiene razón, frase estúpida si las hay,) no podes proponer determinado tipos de fotos porque no conocés los recursos del lenguaje fotográfico. Una chica de 15 años define como deben ser tus fotos, una chica que no sabe de fotografía fuera de Instagram pero la mamá de esa chica de 15 años es la que paga y por la plata baila el mono, verdad?

Pensás que sos diferentes porque usas algún filtrito de colores adelante del lente o porque te compraste el paquete que trae 100.000 presets de Lightroom. Lo que no tenés en cuenta que es el mismo paquete de presets que han comprado todos. Muchos se enojan porque las chicas toman la foto que les diste y le ponen un filtro de Instagram (no lo tomen a mal pero a veces con más criterio que muchos de los PH) y cuál es el problema si vos hiciste lo mismo pero con Lightroom?.

¿En qué te diferencias de aquel que pregunta en los grupos de fotografía "algunos tips para este sábado que tengo mi primer fiesta de 15"? Patético, el que pregunta y patético el cómplice o la víctima que lo contrató


Ahora si pensás que una buena estrategia de marketing te va a salvar OLVIDATE, tu primera estrategia debería ser simple: SABER FOTOGRAFÍA y no sólo lo técnico, hay mucho más y más interesante todavía por aprender.

Tu problema para vender tu trabajo pasa porque haces lo mismo que hacen los demás y el mercado se ha saturado de la misma mediocridad, la cuál se esconde detrás del término "ES LA TENDENCIA".

Es hora de una fotografía más elaborada, esa que no puede hacer cualquiera.Esa que utiliza todos los recursos técnicos, comunicacionales y estéticos desde una mirada personal, tu mirada.

Tus fotos deberían tener una calidad técnica/estética que se distingan y de esa manera te permitan conseguir mejores clientes, esos que están dispuestos a pagar bien por un buen trabajo un trabajo exclusivo, personalizado.

El único inconveniente para desarrollar un estilo fotográfico es que vas a tener que estudiar, no alcanzan unos tutoriales, dos congresos y un workshop. Hay muchas disciplinas que incorporar para encontrar una forma de expresarse visualmente, hay que desarrollar un criterio personal y para eso hay que tener conocimiento en un montón de áreas.

La clave está en cambiar y para eso necesitas recursos. Si sólo vas a talleres de boda, congresos de bodas y ves fotógrafos de bodas (porque eso es lo que haces profesionalmente, bodas y algunos 15 años) entonces ese es tu problema "genio", haces lo mismo que todos los que van a los mismos lugares. Porque a todos se les baja la misma receta, no se les enseña a pensar, a analizar, a desarrollar una cultura visual, a lo sumo la onda es "hagamos cosas raras para que piensen que somos creativos" y ahí vamos, prendiendo fuego los vestidos de novias, ahogándolas en el mar y algún otro tipo de safarrancho.

Hay muchos "grandes genios" que se los toma como referentes y muchos son los que tratan de copiar sus "recetas". El análisis es simple si a ellos les da ese resultado a mi también. Pero cuidado que sólo nos muestran su realidad virtual, su éxito virtual, la pregunta es: ¿Son tan exitosos? Ojo que hoy en día es fácil vender en las redes sociales "gato por liebre".

La permanencia no es una referencia menor. ¿Cuántos supuestos "genios" han desaparecido? Ya no llaman la atención. Muchos se han dado cuenta que esos "genios" han vendido "humo" y ahora no están para reclamar que eso no dio el resultado esperado.


Muchos viven en la "filosofía de la supervivencia", eso quiere decir que hacen cosas (muchas veces inconexas entre sí) pero con el único propósito de salir adelante de la situación que viven en el momento, lo que se conoce popularmente como "zafar". Siempre pegando "manotazos de ahogado" para no terminar de hundirse pero no tienen una política duradera y a largo plazo de crecimiento desde lo intelectual, profesional y ético.

Probablemente porque nunca se la han enseñado y ni saben como hacerlo. Empezar a incorporar otros saberes afines al lenguaje fotográfico sería un buen plan, no hacer un nuevo curso de marketing para pegar otro manotazo de ahogado y seguir flotando con la nariz afuera.


Se que muchos van a enojarse con este artículo. A todos nos gusta que nos endulcen la oreja, diciéndonos lo maravillosos que somos pero una cucharada de dura realidad amarga, a veces es necesario para reflexionar. Si no lo ves así es fácil, olvidate de esto y listo.

Lo bueno que tiene la vida es el libre albedrío, se puede elegir hacer lo que uno quiere y está bien que sea así. Podés empezar a pagar el precio (dinero, tiempo, esfuerzo, sacrificio, algo de frustración, momentos de victoria) de un plan a futuro con fundamentos para convertirte en un muy buen profesional o seguir flotando en la laguna de la mediocridad, pero ojo para seguir igual debes ser simpáticos, atrevido, con ingenio para el sarcasmo despiadado y divertido como ...los payasos.

Hasta la próxima. Gustavo Pomar


3,882 vistas1 comentario

© 2019 Todos los derechos reservados por Gustavo Pomar Fotografía.

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon