Los Llorones


Como buenos optimistas o inconscientes felices, siempre estamos pensando que hay cosas que nunca nos van a ocurrir a nosotros. En realidad, eso no está tan mal, porque sino viviríamos empapados de temores que nos paralizarían. Pero la realidad avanza y no nos espera. Claro que casi nadie estaba preparado y esperando una pandemia (real o ficticia) que nos mantuviera encerrados y sin poder salir a trabajar.

Entre tantos afectados por esta situación, está el gremio de los fotógrafos.

Muchos, prácticamente sin trabajo, sólo atinan a quejarse de lo que les toca vivir y buscar culpables externos de su desventura. No se detienen ni un segundo a mirar para adentro.

Este entorno, ha puesto de manifiesto un punto del cual vengo hablando hace años.

Hay una pregunta clave para iniciar un análisis. ¿Quiénes son los más afectados, los Fotógrafos Profesionales o los "PH" que se han formado con dos cursitos y unos cuantos tutoriales?

No estoy intentando echar sal en la herida. Hacer la división, ayuda a sacar provecho de la lección, acercarles pañuelos a los llorones, sólo ayuda a convertir la frustración en resentimiento.

Aquellos que realmente hemos estudiado y, como primera medida, dominamos la técnica fotográfica básica, es decir: el manejo a nivel experto de la cámara, la iluminación, la composición, la edición. Aquellos que hemos ido un paso más allá y hemos visto que la Fotografía es un lenguaje por lo tanto es importante manejar la comunicación visual. Aquellos que además, nos metimos en el mundo de la estética para ampliar exponencialmente nuestros recursos creativos, podemos en momentos como este, salir de lo que hacíamos habitualmente y pasarnos sin tanto estrés, a otro tipo de trabajos, aunque sea transitoriamente. Porque en las épocas de crisis, las oportunidades no desaparecen, sólo cambian de aspecto y de ubicación.

Pero los famosos "PH" que lo único que aprendieron es a subir el ISO y hacer encuadres raros, pero acreditan varios cursos de marketing para fotógrafos, están en problemas. Aquellos "Fotógrafos de niños" (incluye new born), donde lo primordial es conocer de vestuarios, y de tener los "presets" necesarios para lograr lo mismo que hacen todos, también están en problemas.

¿Por qué? Porque no tienen una base de conocimiento que les permita adaptarse por su cuenta. Necesitan esperar a que alguien genere una "tendencia" nueva y les suba los tutoriales y los presets para poder seguir adelante.

Si miramos a la naturaleza, nos vamos a dar cuenta que las crisis no son sucesos extraños, más bien, son habituales y tienen una función: "renovar". El que enfrenta el desafío, pasa a la siguiente etapa potenciado, el que se queda llorando... "selección natural" que le dicen.

Así es, aunque no lo crean, la onda es renovar la economía, renovar los pensamientos, salir de la zona de confort, hacerte ver que no "tenés la vaca atada" como decimos en Argentina.

Por eso, dentro de nuestro gremio fotográfico, los preparados tienen más posibilidades y oportunidades. Porque tienen la oportunidad de hacer diferentes cosas dentro de la fotografía.

El "E-Commerce", por ejemplo, es el rey del momento. Muchos de los que antes se resistían por comodidad a incursionar en estas líneas de comercialización, por necesidad, se han avispado y se están volcando masivamente a ellas. Antes, los cuatro gatos locos que compartían este nicho, resolvían sus necesidades de imágenes con sus celulares. Ahora, la competencia se pone cada vez más exigente y la forma de mostrarse se va convirtiendo en un ítem cada vez más imprescindible a la hora de diferenciar calidades y niveles de productos.

Ahí es donde los profesionales serios somos la opción y eso es lo que debemos aprovechar.

Ojo, esto también es un llamado de atención a aquellos que tienen una correcta formación profesional y piensan que las cosas siguen siendo como siempre. ¡No chiquillos! El juego a cambiado. Hoy hay que salir a la palestra y demostrar lo que se vale. No basta con ser bueno. Nadie va a golpear la puerta de tu casa para rogarte que le hagas un trabajo.

Es necesario incorporar nuevos saberes, rodearnos de gente competente en estas nuevas formas de comercialización para que nos asesore, porque cuanto más entendamos del tema, más capacitados estaremos para ofrecer propuestas superadoras. Pero ¡Ahora es el momento!

ahora que todos estamos largando, no cuando entrar significa ser "uno más del montón".

Muy probablemente en un tiempo todo vuelva a la normalidad: Volverán las bodas, las fiestas, las sesiones, pero los más inteligentes y lanzados habrán aprovechado el llamado de atención y le habrán sacado el mejor provecho posible.


El desafío de hoy, es sentarse y tomar una decisión: Si vas a seguir con la fotografía, vas a tener que dar el gran salto y empezar a capacitarte en serio, para poder ser realmente un profesional y encarar cualquier situación que se te presente. Ahora es momento de hacer de todo, es tiempo de ejercitarse en todas las áreas de la fotografía. Con el tiempo, encontrarás tu lugar y te irás especializando.

Si estás capacitado y no estás despegando, es momento de dar el salto a esta nueva dinámica de comercio que nos traerá muchos beneficios.

Mientras más lo demores, mientras sigas perdiendo tiempo la cosa se pondrá cada vez peor y ahí si no nos quedará más remedio que alcanzarte pañuelos para que sigas llorando.

Estudiar, capacitarse en serio, es una forma de crecer y superarnos pero además podemos actuar con sabiduría tomando en cuenta lo dicho por la filósofa alemana Hannah Arendt "Este es el precepto por el que he vivido: prepararse para lo peor; esperar lo mejor; y tomar lo que viene".

Un abrazo y a no aflojar.


© 2019 Todos los derechos reservados por Gustavo Pomar Fotografía.

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon